Blockchain: Motor de Soluciones

Blockchain. Palabra mágica que habrás escuchado varias veces en internet, redes sociales y en las noticias. Palabra que se usa mucho pero que poco se explica, a pesar de la gran importancia que tiene en la actualidad.


Blockchain tiene mucho que ver con economía, computadoras y datos. Pero para entenderlo mejor, vamos a olvidarnos de todo eso por un momento y pensemos en un juego que me encanta: dominó.


El juego de dominó necesita 4 personas para formar dos equipos de dos integrantes cada uno. Cada jugador coloca una pieza en su turno hasta que alguno de los 4 jugadores se quede sin fichas, momento en que acaba la ronda. Se anotan los puntos en una hoja de papel y se continúa hasta que algún equipo acumule 100 puntos. ¿Pero qué pasa si el juego tiene que interrumpirse por alguna razón? Si eso sucede, alguno de los jugadores podría llevarse la hoja con los puntos y, si lo desea, alterar los puntajes para favorecer a su equipo mientras los demás no están presentes. Una forma de evitar esto es que cada equipo posea una copia de la hoja, de manera que al reanudar la partida puedan verificar que ambas hojas son iguales. Para hacerlo incluso más seguro, se podrían hacer muchas más copias que se repartan a otras personas.


Blockchain es como este juego de dominó, con hojas repartidas alrededor del mundo, siendo comparadas unas con las otras constantemente mientras son actualizadas por miles y miles de personas. Solo que, en lugar de puntos, estas hojas traen datos. Estos datos contienen de todo: desde transacciones monetarias hasta fechas de nacimiento y son enlazados unos con otros, formando una cadena. ¿El beneficio? Así los datos se hacen prácticamente inalterables. Nadie puede hacer trampa en este juego, ya que hay miles de validadores verificando la integridad de la información, lo que resulta muy valioso para muchas aplicaciones, como veremos a continuación.


Cuando se comenzó a hablar de dinero digital en los 90, había un problema: si hacemos del dinero datos en una computadora ¿cómo impedimos que la gente simplemente cree dinero en su cuenta de la nada? Satoshi Nakamoto solucionó ese problema en 2008 cuando propuso Bitcoin, una moneda que no necesitaba de un Banco Central ni ninguna autoridad que la certificara, ya que estaría basada en blockchain. La blockchain se encargaría, con sus hojas distribuidas y sus mecanismos de verificación, de asegurarse que todos los balances estuvieran en orden. Y así, en el 2009, cuando finalmente fue lanzada, se obtuvo la primera prueba de que era posible: una moneda digital, completamente descentralizada e independiente de cualquier gobierno, capaz de conservar la confianza a través de la tecnología.


Actualmente blockchain es mucho más que criptomonedas. Como muchos se habrán dado cuenta ya, blockchain no sólo permitiría resguardar y garantizar la integridad del dinero digital, sino de cualquier tipo de datos que deseemos publicar en internet. De ahí a que ahora blockchain no solo revoluciona el mundo de las finanzas digitales, sino muchas otras industrias también, desde la industria de alimentos hasta la industria de salud.


En el 2016, Walmart, la cadena de supermercados y tienda por departamentos en EEUU, se acercó a IBM para solucionar un problema relacionado a alimentos que eran retirados de sus tiendas debido a contaminación o vencimiento. Identificar esos alimentos insalubres podía tomar hasta 7 días, lo que hacía más rápido retirar lotes completos, incluyendo alimentos que todavía eran aptos para consumo. La solución propuesta por IBM era subir los datos de procedencia de cada alimento a una blockchain, así como cada paso en la cadena de producción. De esta forma, podían asegurar que la información no sería alterada por algún agente en la cadena de producción. El resultado fue que lograron reducir el tiempo de identificación de alimentos insalubres de 7 días a tan solo algunas horas, ahorrando millones de dólares a Walmart y evitando desperdicio de alimentos completamente sanos.


Lo mejor es que estos avances no solo se dan en el mundo desarrollado. En Latinoamérica la importancia del blockchain como motor de soluciones cobra un papel fundamental. En Venezuela ha permitido que agricultores de haciendas de cacao en Patanemo puedan dar garantía de certificación de origen a empresas chocolateras en Japón. Esto gracias a CacaoShares, empresa Japonesa fundada por Alejandro Patiño, quien en 2018 nos contactó en StartBlock para desarrollar una herramienta que permitiera cargar a una blockchain datos de geolocalización de árboles de cacao en Venezuela para ser verificados por clientes en Japón, garantizando la importante certificación de origen y agregando valor a la cadena de producción y venta de cacao en nuestro país.


Otro ejemplo que cabe mencionar en el contexto de la pandemia global que vivimos, es Colombia, donde Davivienda y Auna se han asociado con Algorand y Koibanx para crear un sistema de seguimiento de vacunación digital basado en la tecnología blockchain, que permite a las personas respaldar digitalmente sus tarjetas de vacunación, lo que hace que el proceso de seguimiento de las dosis de vacuna sea más rentable y transparente, ayudando a una mejor distribución y a salvar vidas.


Con esta variedad de usos y su capacidad de generar valor, está claro que el uso de blockchain seguirá creciendo en diversos mercados. Viéndolo en cifras, de acuerdo con un informe presentado por Gartner, el valor agregado por blockchain alrededor de diversas industrias espera crecer a 176 mil millones de dólares para el 2025. Mientras tanto, el Foro Económico Mundial proyecta que el 10% del PIB mundial estará almacenado en blockchain para el 2027. Adicionalmente, de acuerdo a una investigación de Cognizant, 51% de sus clientes tenían planteada una estrategia blockchain dentro de su organización, mientras que el 45% la estaba desarrollando.


¿Qué implica esto? Los grandes jugadores de la industria ya se están preparando para un futuro donde blockchain es la norma y ya están viendo los resultados positivos de su adopción. Aquellos que tarden más en adaptarse, estarán en gran desventaja.


La tecnología Blockchain ha demostrado ser una gran herramienta para diferentes sectores, dándonos la oportunidad de hacer cosas que antes no eran posibles por la falta de confianza y mejorando procesos para hacerlos más eficientes, seguros y transparentes. Todas estas razones han llevado a más empresas a crear sus propias estrategias para aprovechar esta tecnología.


Blockchain en definitiva está aquí para quedarse y hacer del mundo un lugar mejor. Aquellos que lo aprovechen serán parte de esta historia que se está construyendo de la mano de la tecnología. La pregunta es, ¿tú estás listo para ser parte de esa historia?


Autor: Tomás Sáez



36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo