¿Cómo estás transitando tu cambio para creer y crear?

El futuro cada vez se basa menos en el pasado. Hasta hace unos pocos meses atrás el mundo era totalmente diferente a como lo vemos hoy. No sólo hemos cambiado nosotros, sino que cambiamos nuestros paradigmas y maneras de afrontar los problemas y entramos en la era de la innovación y la creatividad donde lo humano juega un papel fundamental, donde cada uno aporta desde sus habilidades para desarrollar redes que nos permiten trabajar en equipos colaborativos, para alcanzar metas y objetivos compartidos.

Los especialistas anticipan que la transformación se va dando por cuatro etapas ágiles: la primera, innovación tecnológica. Luego, gestión y liderazgo; después, inteligencia colectiva con rol protagónico de lo humano y los talentos individuales; y cuarta, innovación en redes abiertas de trabajo, con ecosistemas innovadores más locales y de impacto global.

Y es desde allí que nos preguntamos:


¿Cómo nos encontramos transitando la transformación?


En todo este transitar nos encontramos como eje principal y común la participación activa del SER HUMANO como actor principal en los procesos de cambio y su impacto en los sistemas relacionales. Es por esto que, mi experiencia en el Coaching la enfoco al acompañamiento de las personas como “líderes” y su función como entes transformacionales, donde ellos descubren su potencial para inspirarse y apoyar después a las demás personas, para que se animen a crecer y a liberar sus competencias, creando redes de trabajo colaborativo, donde el reconocimiento de las personas que los acompañan y de todos los que conforman su ecosistema aporten desde la toma de conciencia a la transformación que están viviendo.


Las tres claves para elevar a las personas y acompañarlas a cocrear desde lo humano son para mí:


• Aprender a escuchar antes de hablar, entender sus emociones y motivarlos para que ellos

mismos encuentren su respuesta, haciéndose responsables de sus propias acciones.


• Brindar reconocimiento, resaltando el potencial de las personas, por lo que es importante

felicitar y reconocer sus virtudes, estas son dos de las formas más sencillas de inspirar y movilizar a los demás, lo que los hace desarrollar su rol protagónico con una actitud positiva.


• Y tercero: darles reconocimiento mediante la gratitud. Agradece su apoyo, manifesta

claramente de qué forma están ayudándote en algo, y verás cómo automáticamente los demás se sienten útiles y dispuestos a seguir haciéndolo, creando posibilidades para impulsar relaciones que les sumen.

Es por esto que, muchas personas y empresas actualmente utilizan el coaching para cumplir sus metas, crear climas laborales más agradables e identificar y potenciar las aptitudes personales y de los empleados, algo que ha resultado favorecedor para muchos, integrando objetivos personales con los empresariales.


Desarrollar el liderazgo personal entonces, implica tomar las riendas de nuestra vida, de hacernos protagonistas de nuestra historia y de utilizar nuestra energía intelectual, emocional y física para lograr nuestros sueños y asumir la responsabilidad de nuestras decisiones, y lo mejor ocurre cuando nos damos cuenta que “todos podemos ser líderes de nosotros mismos” y contribuir a la transformación que cada uno se crea a partir de las posibilidades que construye.


Te invito ahora a revisar cómo estás tomando las decisiones para ser tu propio líder en este

momento de cambio y a crear posibilidades desde el presente:


¿Qué cambio estás planteando en ti y/o tu empresa? ¿Cuál es el factor más importante, qué estás priorizando? ¿Cuál es el beneficio para ti? ¿Qué necesitas para dar el primer paso? ¿Qué estás dispuesto a dar para alcanzarlo? ¿Qué acciones comenzarás a hacer?

El proceso de cambio inicia cuando das el primer paso…


¿Estás dispuesto a darlo?


Mariluz Beaujón

MSc en Gerencia de RRHH / Neurocoaching Organizacional y Life / Máster Coach & Trainer


76 visualizaciones6 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo